Gmail básico 1/2: Bandeja de entrada cero.

El título de esta entrada es «Bandeja de entrada cero» porque lo ideal es que ese sea nuestro objetivo al final de la jornada o semana de trabajo. A continuación algunos consejos para conseguirlo, o casi.

  1. Borra los mensajes que te estorben (1). ¿Para qué los quieres ahí?. La publicidad que consideres inapropiada o molesta puedes marcarla como SPAM(2). Y si tienes la menor duda de que algún mensaje puedas necesitarlo en el futuro, archívalo y quítatelo de en medio sin eliminarlo(3) . Siempre podrás volver a él usando el buscador(4) o pinchando en «Todos»(5).

  1. Crea pestañas y automatízalas. Para ello pincha en la rueda de configuración (6), «Configurar bandeja de entrada»(7), y activa al menos las primeras 3 pestañas sugeridas(8). Después tan solo tienes que arrastrar(9) o etiquetar(10) los mensajes que quieras que se vayan automáticamente a esas pestañas y confirmar el cuadro de diálogo (11). De ese modo, no se mezclarán con tus mensajes importantes de verdad que se te quedarán en la pestaña «Princial».

¿A qué esperas para empezar de cero archivando todos tus mensajes de golpe? Selecciónalos todos en la esquina superior izquierda(12) y archívalos de una vez.

Recuerda que estos mismos consejos puedes seguirlos en la aplicación Gmail de tu smartphone.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.